13 de enero de 2012

La ley del embudo



En la foto se aprecia a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, conduciendo sin cinturón de seguridad y con su teléfono móvil en la mano.
Comprendo la fragilidad humana y lo mucho que cuesta, a veces, no pisar la línea roja de lo legal y espero que, a partir de ahora, este señor sea igual de comprensivo con las finanzas de algunos países de la UE.

Fuente de a fotografía: Revisa "Oggi".

2 comentarios:

Helen Ford dijo...

El embudo es ancho para unos pocos y estrecho para otros muchos más.

Amparo Quintana dijo...

Tienes razón, Helen. Me declaro antiembudo.