13 de junio de 2011

Universos paralelos


Los cosmólogos nos han familiarizado con la idea de que, más allá del universo que observamos, existen otros, algunos igual al nuestro y otros muy distintos, prácticamente inimaginables, en los que las leyes físicas difieren de las de aquí.
Me impresiona pensar que, a miles de años luz, puede que exista una Amparo que, en este preciso momento, teclee un ordenador y escriba palabras como las mías. Esta impresión se acrecienta si pienso que, más lejos aún, haya otra Amparo empezando a vivir lo que yo ya he vivido hasta ahora. Las posibilidades son inabarcables y la imaginación se me desboca. Parece que, para acceder a esos mundos, se necesita una puerta, elemento en el que investigan algunos científicos y que ya me gustaría a mí tenerla hoy, para trasladarme por el multiverso y recoger, en algún lugar de la energía flotante, los libros que perdí ayer.

4 comentarios:

Helen Ford dijo...

Amparo, eres genial!
¿Dónde perdiste los libros? ¿En la feria?
El multiverso ese debe estar lleno de objetos perdidos...

Amparo Quintana dijo...

Los perdí en el autobús, pero algún día regresarán.

Mar del Rey Gómez-Morata dijo...

¿Cuáles son tus libros perdidos? ¿Y si otra Amparo atravesó la puerta para encontrar tus libros?
El otro día en un precioso e imporvisado paseo nocturno por el centro de Madrid me encontré con un libro que estaba deseando leerme, olvidado encima de un banco. Me pareció un regalo del mal llamado destino y me lo llevé, cuando lo termine volveré a dejarlo en algún lugar.
Espero que tus libros vuelvan a ti pronto...
besos
Mar

Amparo Quintana dijo...

Me alegro de tus encuentros librescos. Está claro que hay que salir a pasear, para que ocurran cosas así... En cuanto a los dos libros que se me perdieron (los últimos que compré en la Feria), espero que esa otra Amparo los lea pronto y los abandone en cualquier banco (de los de la calle, se entiende), para que yo pueda leerlos. Un beso.